Como una institución que promueve la trascendencia del ser humano, queremos que sus hijos se desarrollen en un entorno educativo donde respeten la libertad de los demás y aprendan los valores del Evangelio como sentido de su existencia con Jesús de Nazaret como modelo de persona y que, a través de la educación en la fe, sus hijos sean capaces de expresar y vivir la experiencia de un ser trascendente.