San Juan Bautista De La Salle nació un 30 de abril de 1651 en Reims, Francia y fundó su primera escuela en la Parroquia de San Mauricio en 1679.

Las escuelas lasallistas se caracterizan desde sus inicios por las grandes reformas en la pedagogía, introdujo la enseñanza en grupos para los niños y los jóvenes; puso la educación al alcance, sobre todo, de los más necesitados. Abrió escuelas por toda Francia y una de las características más importantes es que se ocupó de formar educadores cristianos.

Fue un hombre que se consagró a la vocación que Dios le asignó, la educación de niños y jóvenes.

Murió el 7 de abril de 1719, en aquel entonces ya había 300 hermanos y 25 escuelas. Fue beatificado por el Papa León XIII el 19 de febrero de 1888 y el 15 de mayo de 1950, el Papa Pío XII le proclamó “Patrono de los educadores”.